Desarrollado por Julio Abel del Piero López Montalvo
Desarrollado por Julio Abel del Piero López Montalvo

Editorial APENFFAAPONA

APENFFAAPONA” EN RETROSPECCIÓN Y EN PERSPECTIVA


Nuestra Asociación acaba de cumplir – y celebrar con júbilo y majestad- 26 años de intensa vida institucional. El sueño acariciado por sus fundadores de contar por primera vez con una organización de lucha y de defensa de los derechos pensionarios y de seguridad social integral para militares y policías en situación de retiro, viudas y sobrevivientes, así como para servidores cesantes de los ministerios de Defensa e Interior, con el pasar de los años, se ha convertido en una vigorosa y pujante realidad. Mirando en retrospectiva el camino que empezó aquella noche del 25 de Marzo del año 1989 nos ha conducido a una etapa de plena madurez.

Actualmente, APENFFAAPONA es una organización muy estable y muy bien estructurada. Está debidamente inscrita con testimonio de escritura pública, registro de vigencia de poderes y registro de estatuto social en los Registros Públicos de Lima y Callao. Celebra periódicamente Asambleas Generales democráticas y deliberativas; aprueba sus presupuestos, balances y estados financieros conforme lo establecen su estatuto y reglamentos.

Mirando en perspectiva, nuestra Asociación acaba de renovar su Consejo Directivo y Consejo de Vigilancia para el periodo 2015- 2018 mediante elecciones libres y transparentes en donde el asociado- y solo el asociado- ha decidido quienes serán las personas a las que confía los destinos de su organización: indistintamente de los resultados, es un voto por la estabilidad y el robustecimiento institucional. El Consejo Directivo saliente y el Consejo de Vigilancia que lo acompañó con su fiscalización durante este período que está a punto de concluir, no tienen más que agradecimientos a todos los asociados por el alto honor de habernos permitido servirles con lealtad y honradez; por lo demás, la historia juzgara nuestra gestión con la perspectiva que den los años por venir! Nos sometemos enteramente a su inapelable veredicto. Solo nos resta felicitar al Comité Electoral por la prudencia y buena fe con la que han conducido el último proceso electoral, saludar y desearle el mayor de los éxitos a los consejos entrantes con la plena seguridad que el éxito de ellos es el éxito rotundo de nuestra asociación.

¡GLORIA ETERNA A NUESTRA QUERIDA APENFFAAPONA…!

El CONSEJO DIRECTIVO