Desarrollado por Julio Abel del Piero López Montalvo
Desarrollado por Julio Abel del Piero López Montalvo

Editorial APENFFAAPONA

JUSTAS ELECTORALES: SABIDURIA Y SENSATEZ



Debidamente inscrito en los Registros Públicos de Lima y Callao- Oficina Registral del Callao- El día 21 de Enero del presente año 2015 nuestro Estatuto Institucional ha entrado en plena vigencia y en todos sus alcances para regir soberanamente todos los Actos Jurídicos e Institucionales de nuestra querida “APENFFAAPONA”. En este Sentido, el COMITÉ ELECTORAL elegido el 29 de Diciembre del año 2014 adecúa todas sus Actividades, Cronograma, Resoluciones y demás actos preparatorios para la celebración de la Asamblea General Eleccionaria del mes de Marzo del presente año, que tiene por objetivo la renovación total de los miembros del Consejo Directivo y del Consejo de Vigilancia para el período 2015 -2018. El objetivo principal del proceso encomendado a este Órgano de la Asociación es la celebración de elecciones libres, democráticas y transparentes en donde todos los asociados hábiles expresen su voluntad de elegir mediante sufragio universal, secreto, obligatorio y en ánforas, a los candidatos que les merezcan su confianza para dirigir los destinos de nuestra Asociación. Este derecho inalienable del asociado es el fin principal que hay que proteger; todos los esfuerzos organizativos y la aplicación reglamentaria tienen que estar dirigidos a la consecución de este fin supremo del proceso.


Por esta razón fundamental que acabamos de exponer es que todos, absolutamente todos, quedamos comprometidos en apoyar al Comité Electoral para que pueda cumplir con creces este sagrado mandato que le ha encomendado la Asamblea General. Nuestra participación como candidatos, personeros, miembros de mesa o como electores, debe partir siempre de esta premisa, dejando que el Comité adopte sus decisiones conforme a las atribuciones y responsabilidades que le confiere su propia norma, con plena capacidad de interpretación de las normas electorales que mejor se adecúen al proceso y al interés superior de la Asociación. Nosotros- que respetamos escrupulosamente la autonomía del Comité Electoral- confiamos en que todo el orbe asociativo que concurra masiva y entusiastamente a la justa electoral tendrá la suficiente sabiduría y sensatez para elegir con su voto a las personas más idóneas, honradas y conocedoras de la gestión pública, especialmente en el campo jurídico. Falta de soberbia, buena fe, voluntad de trabajo, conocimiento y sobre todo, honradez a toda prueba, deben ser los requisitos indispensables que deban reunir quienes aspiren a dirigir los destinos de nuestra gloriosa Asociación.

El Consejo Directivo